Clasificación

 

Tipos:

1. Anemia por deficiencia de vitamina B12

Es un número bajo de glóbulos rojos debido a una falta de vitamina B12.


Causas, incidencia y factores de riesgo
La vitamina B12 es esencial para el funcionamiento normal del sistema nervioso y para la producción normal de glóbulos sanguíneos. Las fuentes principales de vitamina B12 abarcan carnes, huevos y productos lácteos. Para que la vitamina B12 sea absorbida suficientemente por el cuerpo, debe estar unida a un factor intrínseco, una proteína secretada por células en el estómago. La combinación de vitamina B12 unida al factor intrínseco se absorbe en la parte final del intestino delgado
Las causas de la deficiencia de vitamina B12 son, entre otras:

                  -Cirugía abdominal o intestinal que afecta la producción o absorción del factor intrínseco

                -Una dieta baja en vitamina B12 (por ejemplo, dieta netamente vegetariana que excluye la carne, el pescado, los productos lácteos y los huevos)

                -Alcoholismo crónico

                -Enfermedad de Crohn

                -Infección con tenias

                -Trastornos por malabsorción intestinal

                -Anemia perniciosa causada por la destrucción del factor intrínseco por parte del sistema inmunitario

Los factores de riesgo están relacionados con las causas.

INICIO

 

2. Anemia por deficiencia de folato

La anemia por deficiencia de folato es una disminución en la cantidad de glóbulos rojos (anemia) debido a una deficiencia de folato.

Causas, incidencia y factores de riesgo

El folato, también llamado ácido fólico, es necesario para la formación y crecimiento de los glóbulos rojos sanguíneos y se puede obtener consumiendo hortalizas de hoja verde e hígado. Algunos medicamentos, tales como la fenitoína (Dilantin), interfieren con la absorción de esta vitamina. Debido a que el folato no se almacena en el cuerpo en grandes cantidades, es necesario un suplemento dietético continuo de esta vitamina para mantener niveles normales.
En la anemia por deficiencia de folato, los glóbulos rojos son anormalmente grandes y se los conoce como megalocitos o megaloblastos en la médula ósea. Por esta razón, a esta anemia también se le puede llamar anemia megaloblástica.
Las causas de esta anemia son:

  • Ciertos medicamentos
  • Enfermedades como la celiaquía (esprúe), la cual reduce la absorción de ácido fólico de la dieta
  • Ingestión deficiente de ácido fólico en la dieta

En el tercer trimestre del embarazo, una mujer puede tener una deficiencia debido a una necesidad creciente de ácido fólico. La anemia hemolítica también puede causar una deficiencia debido a un aumento en la destrucción de los glóbulos rojos.
Los factores de riesgo abarcan:

  • Alcoholismo (que interfiere con la absorción del folato)
  • Consumir alimentos muy cocidos
  • Antecedentes de enfermedades causadas por malabsorción
  • Dieta deficiente (que se ve con frecuencia en las personas de bajos recursos económicos, de edad avanzada y en personas que no consumen frutas frescas ni verduras)
  • Embarazo

La enfermedad ocurre aproximadamente en 4 de cada 100,000 personas.

INICIO

 

3. Anemia ferropénica

La anemia es una afección en la cual el cuerpo no tiene suficientes glóbulos rojos sanos. Los glóbulos rojos le suministran oxígeno a los tejidos corporales. Existen muchos tipos de anemia. La anemia ferropénica es una disminución del número de glóbulos rojos en la sangre provocada por la escasez de hierro.

Causas

La anemia ferropénica es la forma más común de anemia. Aproximadamente el 20% de las mujeres, el 50% de las mujeres embarazadas y el 3% de los hombres no tienen suficiente hierro en su cuerpo.
El hierro es una parte clave de la hemoglobina, la proteína que transporta el oxígeno en la sangre. El cuerpo normalmente obtiene el hierro a través de los alimentos y por el reciclaje de hierro de glóbulos rojos viejos. Sin este elemento, la sangre no puede transportar de manera efectiva el oxígeno, un elemento necesario para el funcionamiento normal de todas las células del cuerpo.
Las causas de deficiencia de hierro son:

  • Pérdida de sangre (incluyendo el sangrado menstrual abundante)
  • Absorción deficiente de hierro por parte del cuerpo
  • Muy poco hierro en la alimentación

Esta deficiencia también puede estar relacionada con la intoxicación con plomo en niños.
La anemia se desarrolla lentamente después de agotadas las reservas normales de hierro en el organismo y en la médula ósea. En general, las mujeres tienen reservas más pequeñas de hierro que los hombres y tienen más pérdida a través de la menstruación, lo que las deja en mayor riesgo de padecer anemia que los hombres.
En los hombres y en las mujeres posmenopáusicas, la anemia generalmente es provocada por sangrado gastrointestinal a raíz de:

  • Algunos tipos de cáncer (esófago, estómago, colon)
  • Uso de ácido acetilsalicílico (aspirin ) o medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINES)
  • Úlcera péptica
  • Úlceras

La anemia ferropénica también puede ser causada por:

  • Celiaquía
  • Enfermedad de Crohn
  • Cirugía de derivación gástrica
  • Tomar antiácidos

Entre los grupos de alto riesgo están:

  • Bebés, niños y adolescentes que están creciendo rápidamente
  • Personas con una ingesta deficiente en hierro en la dieta
  • Personas que usan ácido acetilsalicílico (aspirin ), ibuprofeno u otros medicamentos para la artritis por mucho tiempo
  • Mujeres embarazadas o lactantes que necesitan hierro adicional
  • Personas mayores
  • Mujeres en edad de procrear que presentan pérdidas de sangre por los períodos menstruales abundantes

INICIO

 

4. Anemia hemolítica

La anemia hemolítica es una afección en la cual hay un número insuficiente de glóbulos rojos en la sangre, debido a su destrucción prematura. Existen muchos tipos específicos de este tipo de anemia, los cuales se describen de manera individual.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La anemia hemolítica se presenta cuando la médula ósea es incapaz de incrementar la producción para compensar la destrucción prematura de los glóbulos rojos. Si la médula ósea es capaz de mantenerse a la par con la destrucción inicial, no se presenta la anemia (algunas veces se denomina hemólisis compensada).
Existen muchos tipos de anemia hemolítica que se clasifican según la razón que se dé para la destrucción prematura de los glóbulos rojos. El defecto puede estar dentro del mismo glóbulo rojo sanguíneo (factor intrínseco) o fuera de éste (factores extrínsecos).


Los factores intrínsecos están a menudo presentes en el nacimiento (hereditarios) y abarcan:

  • Anomalías en las proteínas que forman los glóbulos rojos normales
  • Diferencias en la proteína dentro de un glóbulo rojo que lleva oxígeno (hemoglobina)

Los factores extrínsecos abarcan:

  • Respuestas anormales del sistema inmunitario
  • Coágulos de sangre en los vasos sanguíneos pequeños
  • Ciertas infecciones
  • Efectos secundarios a causa de medicamentos

Los tipos de anemia hemolítica abarcan:

  • Hemoglobinopatía SC (similar en síntomas a la anemia drepanocítica)
  • Anemia hemolítica debido a deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa
  • Eliptocitosis hereditaria
  • Ovalocitosis hereditaria
  • Esferocitosis hereditaria
  • Anemia hemolítica autoinmunitaria idiopática
  • Malaria
  • Anemia hemolítica microangiopática (MAHA, por sus siglas en inglés)
  • Anemia hemolítica no inmunitaria causada por químicos o toxinas
  • Hemoglobinuria paroxística nocturna
  • Anemia hemolítica inmunitaria secundaria
  • Anemia drepanocítica
  • Talasemia
  • Transfusión de sangre de un donante con un tipo sanguíneo diferente

INICIO

 

5. Deficiencia de glucosa -6- fosfato deshidrogenasa

Es un trastorno hereditario en el cual los glóbulos rojos se descomponen cuando el cuerpo se expone a ciertos fármacos o al estrés de una infección.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La deficiencia de G-6-PD ocurre cuando una persona carece o no tiene suficiente cantidad de una enzima llamada glucosa-6-fosfato deshidrogenasa, la cual ayuda a que los glóbulos rojos trabajen apropiadamente.
Una cantidad muy baja de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa lleva a la destrucción de los glóbulos, un proceso denominado hemólisis. Cuando este proceso está ocurriendo activamente, se denomina episodio hemolítico. Los episodios normalmente son breves, debido a que el cuerpo continúa produciendo nuevos glóbulos rojos que tienen actividad normal.
La destrucción de los glóbulos rojos se puede desencadenar por infecciones, estrés severo, ciertos alimentos (como las habas) y ciertos fármacos como:

  • Antipalúdicos
  • Ácido acetilsalicílico (aspirin)
  • Nitrofurantoína
  • Antinflamatorios no esteroides (AINES)
  • Quinidina
  • Quinina
  • Sulfamidas

Otros químicos, como las bolas de naftalina, también pueden precipitar un episodio.
En los Estados unidos, la deficiencia de glucosa-6-fosfato deshidrogenasa es más común entre la población de raza negra que en las personas de raza blanca y los hombres tienen mayor probabilidad de padecerla que las mujeres.
Usted tiene mayor probabilidad de padecer esta afección si:

  • Es afroamericano
  • Es de ascendencia del Medio Oriente, particularmente los descendientes de los judíos sefardíes o kurdos
  • Tiene antecedentes familiares de la deficiencia

Una forma de este trastorno es común en personas blancas de origen mediterráneo. Esta forma también está asociada con episodios agudos de hemólisis. Los episodios son más largos y más severos que en los otros tipos del trastorno.

INICIO

 

 

6. Anemia aplásica idiopática

La anemia aplásica idiopática es una insuficiencia de la médula ósea para producir apropiadamente todos los diferentes tipos de células sanguíneas por una razón desconocida. La médula ósea es el tejido blando dentro de los huesos que ayuda a formar las células sanguíneas.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La anemia aplásica idiopática es una afección que resulta de una lesión a las células madre en la sangre, células que se transforman en otros tipos de células sanguíneas. La lesión causa una reducción en el número de todo tipo de células sanguíneas en el cuerpo: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Esta reducción se denomina pancitopenia.
Idiopática significa que se desconoce la causa. Sin embargo, se cree que la anemia aplásica ocurre cuando el cuerpo reacciona contra sus propias células, lo cual se denomina trastorno autoinmunitario.
La enfermedad puede ser aguda o crónica y puede empeorar lentamente. No existen factores de riesgo conocidos.
La anemia aplásica también puede ser causada por ciertas condiciones médicas, como embarazo o lupus, o exposición a algunas toxinas o drogas (incluyendo quimioterapia).
En algunos casos, la anemia aplásica está asociada con otro trastorno sanguíneo, llamado hemoglobinuria paroxística nocturna (PNH, por sus siglas en inglés).

INICIO

 

7. Anemia hemolítica autoinmunitaria idiopática

Es una disminución en el número de glóbulos rojos debido a un incremento de su destrucción por parte del sistema de defensas (inmunitario) del cuerpo.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La anemia hemolítica autoinmunitaria idiopática es una enfermedad adquirida que ocurre cuando se forman anticuerpos contra los propios glóbulos rojos de una persona. En la forma idiopática de esta enfermedad, se desconoce la causa.
Este tipo de anemia representa la mitad de todas las anemias hemolíticas inmunitarias.
Existen otros tipos de anemias hemolíticas inmunitarias cuyas causas pueden ser el resultado de una enfermedad subyacente o de medicamentos. La enfermedad puede comenzar muy rápidamente y ser muy seria.
Se desconocen los factores de riesgo.

INICIO

 

8. Anemia hemolítica inmunitaria

 
Es una afección en la cual hay una reducción en el conteo de glóbulos sanguíneos debido a la destrucción prematura de glóbulos rojos por parte del sistema inmunitario.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La anemia hemolítica inmunitaria ocurre cuando se forman anticuerpos que actúan contra los glóbulos rojos del propio cuerpo. Los anticuerpos destruyen las células sanguíneas porque el sistema inmunitario las reconoce por error como material extraño dentro del cuerpo. Los anticuerpos pueden ser causados por:

  • Transfusión de sangre
  • Complicación de una enfermedad
  • Embarazo (si el tipo de sangre del bebé es diferente al de la madre)
  • Reacción a medicamentos

Si la causa de la formación de anticuerpos es una enfermedad o medicamentos, se le llama anemia hemolítica inmunitaria secundaria. Si la causa se desconoce, se denomina anemia hemolítica autoinmunitaria idiopática. Este tipo de anemia representa la mitad de todas las anemias hemolíticas inmunitarias.
Los factores de riesgo se relacionan con las causas.

INICIO

 

9. Anemia megaloblástica

Es un trastorno sanguíneo en el cual se presenta anemia con glóbulos rojos que son más grandes de lo normal.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La anemia megaloblástica generalmente es causada por deficiencia de ácido fólico o de vitamina B12. Otras causas son:

  • Alcoholismo
  • Ciertos trastornos hereditarios
  • Medicamentos que afectan el ADN como los fármacos para quimioterapia
  • Leucemia
  • Síndrome mielodisplásico
  • Mielofibrosis

Los factores de riesgo están relacionados con las causas.

INICIO

 

10. Anemia perniciosa

Es una disminución en los glóbulos rojos que ocurre cuando el cuerpo no puede absorber apropiadamente la vitamina B12 del tubo digestivo. Esta vitamina es necesaria para el desarrollo apropiado de los glóbulos rojos.
La anemia perniciosa es un tipo de anemia megaloblástica.

Causas, incidencia y factores de riesgo

La anemia perniciosa es causada por una carencia del factor intrínseco, una proteína producida por el estómago que se fija a la vitamina B12. La combinación de la vitamina B12 y el factor intrínseco es absorbida en la parte inferior del intestino delgado. Cuando el estómago no produce suficiente factor intrínseco, el intestino no puede absorber la vitamina en forma apropiada.
En muy raras ocasiones, los bebés y los niños nacen sin la capacidad de producir factor intrínseco suficiente. La anemia perniciosa que ocurre al nacer (congénita) es hereditaria. Se necesita un gen defectuoso de cada padre para adquirirla.
Las causas más comunes de anemia perniciosa abarcan:

  • Debilitamiento del revestimiento del estómago (atrofia de la mucosa gástrica)
  • El sistema inmunitario ataca las células que producen el factor intrínseco (autoinmunidad contra las células parietales gástricas)
  • Autoinmunidad contra el factor intrínseco en sí

El comienzo de la enfermedad es lento y puede tomar décadas para establecerse por completo. Aunque la forma congénita ocurre en niños, la anemia perniciosa por lo general no aparece antes de los 30 años en adultos y la edad promedio del diagnóstico es a los 60 años.
Los factores de riesgo abarcan:

  • Antecedentes familiares de la enfermedad
  • Antecedentes de enfermedades endocrinas autoinmunitarias, incluyendo:
    •                                           Enfermedad de Addison
                                                 Tiroiditis crónica
                                                 Enfermedad de Graves
                                                 Hipoparatiroidismo
                                                Hipopituitarismo
                                                Miastenia grave
                                                 Amenorrea secundaria
                                                 Diabetes tipo 1
                                                 Disfunción testicular
                                                 Vitiligo

    • Origen escandinavo o europeo nórdico

    Además de la anemia perniciosa, otras causas de deficiencia de vitamina B12 incluyen:

    • Ciertos fármacos, como colchicina, neomicina y ácido paraaminosalicílico (usado para el tratamiento para la tuberculosis)
    • Enfermedad gastrointestinal (gastrectomía, celiaquía, enfermedad de Crohn)
    • Infección (parásitos intestinales, proliferación de bacterias en el intestino delgado)
    • Trastornos metabólicos (aciduria metilmalónica, homocistinuria)
    • Problemas nutricionales (vegetarianos estrictos sin suplemento de B12, dieta deficiente en el bebé o desnutrición durante el embarazo)

    INICIO

     

    11. Anemia aplásica secundaria

    Es una insuficiencia de la médula ósea para producir suficientes células sanguíneas y todos los tipos de estas células resultan afectados.

    Causas, incidencia y factores de riesgo

    La anemia aplásica secundaria es causada por un daño a las células madre de la sangre. Las células madre normales de la sangre se dividen y se transforman en todos los tipos de células sanguíneas, principalmente glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. Cuando las células madre de la sangre sufren daño, hay una reducción en todos los tipos de células sanguíneas.
    Esta afección puede ser causada por:

    • Ciertos fármacos
    • Quimioterapia
    • Trastornos presentes al nacer (trastornos congénitos)
    • Farmacoterapia para inhibir el sistema inmunitario
    • Embarazo
    • Radioterapia
    • Toxinas como el benceno o el arsénico

    Cuando se desconoce la causa, entonces se denomina anemia aplásica idiopática. Aproximadamente en la mitad de los casos, no se puede encontrar ninguna causa.
    La enfermedad puede ser aguda o crónica.

    INICIO

     

    12. Anemia drepanocítica o falciforme

    Es una enfermedad que se transmite de padres a hijos y en la cual los glóbulos rojos presentan una forma semilunar anormal. (Los glóbulos rojos normalmente tienen una forma de disco.)

    Causas

    La hemoglobina es una proteína dentro de los glóbulos rojos que transporta el oxígeno. La anemia depranocítica es causada por un tipo anormal de hemoglobina llamada hemoglobina S, la cual distorsiona la forma de los glóbulos rojos, especialmente cuando hay poco oxígeno.
    Los glóbulos rojos distorsionados tienen formas similares a media luna o a una hoz. Estas células frágiles en forma de hoz llevan menos oxígeno a los tejidos corporales e igualmente se pueden atorar más fácilmente en pequeños vasos sanguíneos y romperse en pedazos que interrumpen el flujo sanguíneo.
    La anemia drepanocítica se hereda de ambos padres. Este tipo de anemia es mucho más común en personas de ascendencia africana o mediterránea y también se observa en personas de Centro y Suramérica, el Caribe y el Medio Oriente.

    Alguien que herede el gen de la hemoglobina S de uno de los padres y hemoglobina normal (A) del otro padre adquirirá el rasgo depranocítico. Las personas con este rasgo no tienen los síntomas de la anemia drepanocítica verdadera.

    INICIO